Comprueba tu archivo con Sculpteo 3D

Antes de añadir tu artículo a la cesta de compra, se recomienda comprobar los distintos ajustes de impresión 3D. Este paso tiene como objetivo no solo garantizar tu satisfacción al recibir tus impresiones 3D, sino también cancelar un pedido que no se pueda imprimir. Hemos puesto a tu disposición varias herramientas visuales para minimizar el riesgo de error o incapacidad de impresión.

En la pestaña “Revisión” que se encuentra bajo el visor 3D, ofrecemos tres herramientas particularmente útiles para comprobar la solidez de un objeto de un tamaño y un material determinados, el grosor de tu diseño, si tiene algún punto débil y, por último, para mirar el interior del objeto a través de la vista seccionada. Justo antes de confirmar tu pedido, también mostramos un resumen de las opciones seleccionadas .

  • Comprobación de solidez
  • Engrosamiento
  • Vista por capas

  • Comprobación de Solidez

    Para comprobar la solidez de tu diseño, selecciona “Comprobación de Solidez” en lugar de “Vista estándar” en la esquina inferior derecha del visor 3D. Esta funcionalidad es sencilla de usar gracias al código visual de verde a rojo que muestra la solidez del objeto 3D.

    La herramienta automática de comprobación de solidez de Sculpteo te permite observar y verificar las áreas de riesgo antes de la impresión. Si es verde, puedes imprimir sin riesgo, de lo contrario, deberías tratar de imprimir en otro tamaño o material diferente. Esta herramienta es dinámica: si cambias el material o el tamaño de la impresión 3D, la prueba de solidez cambiará en concordancia. Esto te permite ajustar la proporción tamaño-solidez-material.


    Engrosamiento

    Cuando el material y el tamaño seleccionado no permiten que la impresión 3D tenga la suficiente solidez, se sugiere la funcionalidad “Engrosamiento” para engrosar las partes que podrían romperse e imprimir tu archivo sin necesidad de intervenir. Para habilitar esta herramienta, solo tienes que hacer click en “Engrosamiento”, en el lado izquierdo del visro 3D, y luego hacer click en “Aplicar”. Nuestros algoritmos crearán una envoltura alrededor de las áreas finas para hacerlas más gruesas. Los cambios, en principio, no deberían deformar mucho el objeto y deberían ajustarse sin problemas al diseño original. Si notas que tu diseño 3D ha sufrido demasiados cambios, siempre puedes hacer click en “Restaurar”. Al cambiar el tamaño o el material de impresión, tu problema quizás quede resuelto.

    Los archivos “engrosados” con esta herramienta se pueden guardar en tus objetos añadiéndolos a la cesta de compra, aunque el pedido no se haya finalizado. Una vez que los objetos estén en tu cesta de compra, la versión engrosada del archivo se añade como una derivada del archivo original. De esta forma, conservas sistemáticamente el archivo cargado al inicio.




    Vista por capas

    La herramienta “Vista por capas” se usa para ver por dentro el diseño 3D. Esto ofrece la posibilidad de controlar dos cosas:

    • Garantiza que un diseño 3D está correctamente ahuecado y que la posición de los huecos permite la correcta eliminación del exceso de polvo.
    • Comprueba que efectivamente hay un espacio entre los diferentes volúmenes que componen un objeto en movimiento.


    Para usar la vista por capas, solo tienes que activar esta herramienta seleccionando la opción “Por capas” en lugar de “Vista estándar” en el lado inferior derecho del visor 3D.  


    Impresión 3D en 3 clics: Regístrate y sube un archivo 3D

    ×